La bomba de calefacción de calefacción tiene un papel esencial para calentar su hogar. Esta bomba es el núcleo del sistema de calefacción doméstico y transporta el agua caliente a todos los equipos de calefacción. Estas bombas garantizan un control del calor óptimo.

Sistemas de calefacción

Aunque solía ser común utilizar un sistema de calefacción autocirculante, hoy en día es común utilizar una bomba de calefacción. El tipo de bomba depende del modelo de calentador: un calentador de gas de pared o un calentador de gas/petróleo vertical. El calentador de gas de pared opera con una bomba integrada especial, que a menudo se fabrica en colaboración con el fabricante del calentador. Por el contrario, el calentador de gas/petróleo vertical está disponible en muchos tipos, por lo que se puede colocar la bomba dentro o fuera del armario. Cuando se activa la función de restablecimiento durante la noche, la bomba debe colocarse en la entrada de agua.

El sistema de calefacción se puede considerar un sistema cerrado, que utiliza un recipiente de expansión (abierto). Los recipientes de expansión son como depósitos de agua presurizados, en los que el agua y en el aire están separados por una membrana. El agua en estos recipientes puede expandirse y absorber choques.

Bombas calefacción de bajo consumo

La función de la bomba de calefacción en sistemas de calefacción domésticos es relativamente fácil de entender. La bomba se ocupa del transporte de agua caliente por los radiadores en casa, el grifo de la cocina, la ducha, etc. Para hacerlo, las bombas calefacción estándar tienen una velocidad (giratoria) fija, que puede ajustar de antemano a tres posiciones distintas. Las bombas calefacción automáticas tienen una velocidad (giratoria) variable, lo cual es mucho más eficiente.

Sin embargo, esta no es la única razón para elegir una bomba automática. El hecho de que la mayoría de sistemas de calefacción utilizan válvulas de termostato para controlar el caudal del agua por los radiadores hace que las bombas calefacción automáticas sean muy interesantes. Si requiere la capacidad de calefacción máxima, las válvulas se abrirán para permitir un caudal de agua completo. Si la temperatura es inferior, las válvulas se cerrarán lentamente o permanecerán parcialmente cerradas. Debido a la velocidad variable, la bomba nunca genera demasiada presión y el consumo de energía disminuye.

Las bombas reguladas por frecuencia cumplen ciertas directivas que se aplican en Europa. Por ejemplo, estas bombas proporcionan un ahorro máximo del 80%  en comparación con una bomba de clase D. Las inversiones en sistemas de calefacción con dichas bombas se amortizan en unos dos años.

¿Está interesado en reemplazar su bomba de calefacción por una más eficiente? Encuentre una bomba apropiada en nuestra tabla de reemplazos.

Configure la bomba usted mismo

La operación inteligente y las características de adaptación distinguen a las bombas calefacción modernas de las convencionales. Los sistemas de bombas modernos analizan las tendencias de calefacción en el hogar y ajustan su operación de forma apropiada dependiendo de los requisitos del sistema. Si consideramos la situación desde una perspectiva técnica, podemos decir que la bomba anticipa la presión hidroestática correcta para cumplir los requisitos del sistema. Como la presión hidroestática no es demasiado alta, estas bombas consumen menos energía.

Vea nuestra gama de bombas calefacción