Bomba calefacción

Lee mas

Una bomba de calefacción, también conocida como circulador, permite la circulación de agua caliente en un edificio, por uso sanitario o por los radiadores. Puedes reemplazar una bomba de calefacción por otra del mismo tamaño y características. Utiliza el menú ara encontrar el circulador caldera adecuado.  + info »

  • El circulador electrónico reduce el consumo de energía
  • Bombas calefacción barata y de gran calidad
  • Hay reemplazos también para modelos ya fuera de producción

Elige la marca de la bomba de calefacción que tienes actualmente

Gama de bombas circuladoras

Cómo funciona la bomba de calefacción

La principal función de una bomba de calefacción es circular el agua (generalmente caliente) en un circuito cerrado. La bomba se instalará dentro o al lado del calentador o en cualquier punto del circuito de calefacción (por ejemplo, en las tuberías). La bomba de calefacción bombea agua caliente, fría o templada, según las necesidades de cada momento, por las tuberías del circuito de calefacción doméstico.

Dependiendo de la temperatura necesaria del edificio, el agua se calienta en la caldera. Esto se hace mediante la rotación de las palas del impulsor a una velocidad determinada. Cuanto mayor sea la velocidad, mayor será el consumo de energía de la bomba.

Las bombas calefacción más antiguas tienen normalmente tres velocidades ajustables. Mientras que, las nuevas bombas circuladoras están equipadas con un variador de velocidad integrado que controla la velocidad de la bomba automáticamente y, por lo tanto, con una eficiencia energética mucho mayor que las más antiguas.

Por lo tanto, te recomendamos que elijas siempre una bomba de calefacción eficiente energéticamente.

Elegir entre Bombas de calefacción o bombas circuladoras

Los circuladores (o bombas circuladoras) y las bombas de calefacción comparten muchas características en común, pero se diferencian en su aplicación y dimensiones de conexión con las tuberías.

La bomba de calefacción abastece agua (generalmente caliente) a los sistemas de calefacción. Se encuentra en todos los hogares y edificios con radiadores y sistemas de calefacción por suelo radiante. Se puede decir que la bomba de calefacción es el corazón del circuito de calefacción central o suelo radiante.

Además, los hogares o edificios grandes a menudo tienen varias bombas de calefacción para garantizar una circulación continua y completa del agua.

Dependiendo del tamaño de la instalación de calefacción, la bomba de calefacción se puede instalar en la caldera o en otro punto del circuito de calefacción.

Si no sabes qué tamaño tiene tu bomba de calefacción, puedes buscar la marca e introducir el número de serie en nuestra tabla de reemplazos.

Puedes ver el vídeo sobre cómo cambiar una bomba de calefacción aquí

¿Quieres ahorrar un 70% de consumo energético?

La bomba de calefacción es uno de los elementos que consume más energía en el hogar. Esto se debe a que debe funcionar continuamente para garantizar una circulación correcta del agua. Las bombas de calefacción antiguas (presentes en un 80% de los hogares en la actualidad) consumen de media 450 kWh al año.

En cambio, las bombas de calefacción de nuestra gama, las DAB Evosta, son mucho más eficientes. Estas bombas de circulación de calidad Premium están controladas por un variador de velocidad y consumen de media unos 135 kWh de energía al año. ¡Esto representa un 70% de ahorro al año!

Empieza a ahorrar desde el momento que reemplaces tu bomba de calefacción. ¿A qué esperas? 

¿Cómo reemplazar una bomba de calefacción?

Cualquier bomba de calefacción de cualquier marca puede ser reemplazada por una de las bombas que encuentras aquí en BombaDeAgua.es, como por ejemplo las de la familia DAB Evosta.

Lo único que necesitas saber es qué marca y qué tipo de bomba tienes actualmente. En la tabla de reemplazos, lee las especificaciones de tu bomba actual y encuentra qué bomba puede reemplazarla. Reemplazar una bomba de calefacción es muy fácil. 

Puedes seguir estos pasos para reemplazar tu bomba de circulación:

  1. Corta el agua en las tuberías del circuito de calefacción.
  2. Desconecta el calentador y la bomba de calefacción de la corriente eléctrica.
  3. Separa los dos pasacables con los alicates.
  4. Aprieta los pasacables y retira la bomba de calefacción.
  5. Coloca la nueva bomba entre los pasacables, pero fíjese bien en la dirección de rotación del motor (vea la flecha en el lateral de la carcasa de la bomba).
  6. Aprieta y fija los dos pasables con los alicates.
  7. Vuelve a conectar el calentador y la nueva bomba de calefacción a la corriente eléctrica.
  8. Abre el punto de abastecimiento de nuevo.

Puedes encontrar toda la información sobre bombas para calefacción en nuestro blog.

Si tienes alguna duda, contáctanos. ¡Estaremos encantados de atenderte!